El anisakis y cómo eliminarlo

Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar cantábrico y español

 

16 abril 2020 por Ancomar 0

El anisakis es un parásito que vive en la mayoría de especies marinas, cuya ingesta puede desarrollar algunos efectos adversos en nuestra salud.

De esta manera, el anisakis provoca un trastorno digestivo o alérgico en nuestro cuerpo originado por el consumo de pescados o cefalópodos (calamar, sepia, pulpo…) que lo contienen.

En este caso, las especies marinas se ven afectadas por este parásito que reside en sus vísceras o tejido muscular. Algo que perjudicará a nuestra salud si consumimos el pescado crudo o no se ha cocinado lo suficiente como para eliminarlo.

Si lo preparamos en salazón, marinado o ahumado también puede aumentar la posibilidad de que ingiramos el anisakis al consumir el pescado en estos formatos. Además, es habitual que lo encontremos en pescados tan consumidos como el bocarte o la merluza. Por este motivo, con frecuencia se detectan casos de anisakis en personas que han tomado este tipo de pescados.

Síntomas del anisakis

La presencia de anisakis en nuestro cuerpo puede llevar a que desarrollemos gastroenteritis que aparece en 24h o 48h después de consumir este parásito.

Además, el dolor de estómago, vómitos, náuseas o la diarrea son algunas de las afecciones que podemos sufrir. Por lo general, los síntomas de haber consumido este parásito son leves.

Sin embargo, la presencia de anisakis en nuestro cuerpo puede llevar a un trastorno alérgico. En este caso, en forma de urticaria en la piel que se convierte en una consecuencia más grave. Si padecemos este síntoma, debemos tomar medidas adicionales para poder hacerle frente.

El anisakis en el pescado

El anisakis puede estar presente en cualquier pescado procedente del mar. Por tanto, no lo contienen aquellos pescados de río o pantano ni los que han crecido en agua dulce alimentados por pienso.

En España, el consumo de pescado en vinagre o escabeche es alto. Por eso, se producen numerosas infecciones por anisakis. Los pescados ahumados, huevas o marinados también son una fuente de dicho parásito.

En definitiva, la mayoría de casos de anisakis suele originarse por no cocinar suficiente el pescado que consumimos. También, por no haberlo congelado adecuadamente en el caso de ingerirlo en estado crudo.

Hay pescados con mayor probabilidad de contener este parásito. Algunos de los más afectados por al anisakis son la merluza, el besugo, bocarte, bacalao, pescadilla, etc.

En el caso de la merluza y según varios estudios, es uno de los pescados que con mayor frecuencia contienen este parásito. Alrededor del 90% de la merluza capturada lo posee, por lo que es importante seguir las recomendaciones de prevención.

Cómo eliminar el anisakis

Las medidas de prevención son básicas para poder reducir el riesgo de padecer una infección por anisakis. Cabe destacar que es muy importante congelar el pescado fresco y evitar de esta forma el consumo de este parásito.

Si vamos a consumir un pescado en estado crudo, debe de haber estado congelado durante 5 días a menos 20 grados. Así lo marca la normativa europea, pero en el caso de que no podamos hacerlo a esta temperatura, la solución será congelarlo durante más tiempo.

A continuación,  destacamos algunas recomendaciones para prevenir y evitar el anisakis: comicgayhardcore.1blogs.es

  • Cocinar el pescado, bien sea cocido, frito, horneado o a la plancha, ya que estas preparaciones destruyen el parásito.
  • Congelar el pescado antes de consumirlo crudo o someterlo a preparaciones como los platos marinados o ahumados.
  • Limpiar el pescado y eliminar sus vísceras lo antes posible. El anisakis permanece en esa zona antes de pasar al resto del organismo cuando el pez muere. Por este motivo, es importante proceder a su limpieza rápidamente tras adquirirlo.

Tratamiento

El en caso de que hayamos consumido pescado con anisakis, esto puede suponer un riesgo para nuestra salud que puede derivar posteriormente en otras enfermedades más graves.

Según expertos, el propio organismo intentará expulsar el anisakis en forma de vómitos o diarrea. Por eso, estos son algunos de sus síntomas más frecuentes. Además, coinciden en que el anisakis vive en nuestro organismo una media de 15 días tras los que acabará muriendo al no ser su hábitat natural.

En cada persona los efectos de consumir este parásito pueden ser diferentes. El daño varía en función de la cantidad que se haya ingerido, del estado inmunológico de cada persona o de la reacción del propio organismo.

Ancomar y la prevención ante el anisakis

En Ancomar trabajamos cada día para ofrecer los mejores productos a nuestros clientes. En relación al anisakis en el pescado, seguimos medidas de prevención para evitar la presencia de este parásito en nuestros productos. Garantizamos así la mayor seguridad de los alimentos que distribuimos.

En cuanto a la anchoa, el proceso de salazón que atraviesa garantiza la eliminación del anisakis. En este sentido, las autoridades sanitarias obligan a que este proceso que realizamos dure un periodo mínimo de seis meses. Así, las anchoas se someten a un tratamiento durante el cual alcanzan la salinidad suficiente como para matar el anisakis que pueda contener.

Por su parte, el bocarte es uno de los pescados más afectados por la presencia de anisakis debido a su preparación en los propios hogares. Así, es muy recomendable consumir conservas de boquerón elaboradas por empresas dedicadas a ello. Siguiendo estos consejos, tendremos la seguridad de que no existe riesgo de infección.

Cuando el bocarte llega a nuestras instalaciones, lo introducimos en un túnel de congelación durante 12 horas. Su temperatura llega a menos 40 grados. Esto garantiza la eliminación del posible anisakis presente en el pescado.

Posteriormente, en Ancomar mantenemos el bocarte en nuestra cámara de congelación a menos 20 grados hasta su procesado y preparación.  De esta manera, todos los boquerones que encontremos en vinagre o en aceite, deben haber sido congelados asegurando la eliminación del parásito.

En ocasiones surge la duda de si el anisakis también puede estar presente en conservas y semiconservas de pescado. En este caso, éstas tienen la garantía de estar libres de dicho parásito.

La industria es muy estricta en este ámbito. Así, aplica en cada uno de los procesos todas las medidas de seguridad existentes establecidas por las autoridades sanitarias y que toda empresa dedicada a este sector debe cumplir.

El anisakis y cómo eliminarlo

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20