Guía rápida para limpiar pescado

Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar cantábrico y español

 

4 marzo 2021por Ancomar 0

Aprender a limpiar el pescado correctamente es algo básico que todo amante de la cocina, y especialmente del pescado, debería conocer. A continuación, te traemos una serie de trucos básicos para que puedas limpiar el pescado con facilidad. 

Lo primero que debemos tener en cuenta para poder limpiar el pescado, es que dependiendo de cómo de si es redondo o plano, el procedimiento cambia. 

Cuando hablamos de pescados redondos, son aquellos cuyo cuerpo es redondeado, y tiene los ojos a ambos lados de la cara. En lo referente a su carne, esta es muy firme y fácil de distinguir, y su sabor es muy fuerte y característico. Dentro de este grupo, podemos distinguir peces como el atún, la merluza, el bacalao o la lubina. 

Por otro lado, los pescados planos, tiene el cuerpo mucho más achatado, y sus ojos están en el mismo lado de la cara. Su carne, es blanca y mucho más delicada. Dentro de esta categoría, encontramos peces como el el lenguado, el rodaballo o el gallo. 

Cómo limpiar pescado redondo

Lo primero que debemos hacer, es cortar las aletas con unas tijeras y retirarle las escamas. Para facilitar este proceso, es recomendable que el pescado esté mojado. En el caso de que no lo esté, mojalo unos minutos en agua muy fría.

Para ello, sujetamos bien la cabeza y se raspan las escamas con la ayuda de un utensilio para descamar, o si no un cuchillo de mantequilla, realizando este proceso desde la cola hasta las branquias.

Es esencial realizar movimientos cortos y rápidos, teniendo cuidado de no presionar demasiado el pescado. Además, puedes optar por limpiar el pescado dentro de una bolsa de plástico, si no quieres llenar todo el fregadero y la cocina de escamas.

A continuación, realizamos el eviscerado del pescado. En muchas ocasiones, cuando adquieres el pescado, este ya viene eviscerado. En el caso de que no sea así, la forma más sencilla de realizarlo es realizando un corte transversal en la parte que separa la cabeza y el cuerpo, para poder vaciar el abdomen.

Seguidamente, para abrir el abdomen, realizamos otro corte desde la cola hasta la cabeza. Retiramos las tripas y la sangre con las manos. Una vez finalizado el eviscerado, debemos limpiar todo muy bien, para evitar que se contaminen los alimentos. Thermomix

Una vez realizada la descamación y eviscerado, procedemos a lavar bien el pescado con agua fría, para retirar las escamas que puedan quedar. Es importante realizar este paso con mucho cuidado, para no dañar la carne. 

A continuación, procedemos a abrir el pescado y sacar los lomos. Para ello, realizamos dos cortes transversales en la nuca del pescado (uno a cada lado) y marcamos la cola. Introducimos el cuchillo en la nuca hasta notar la espina central, y deslizamos el cuchillo hasta la cola del pescado. De este modo, ya tendríamos el primer lomo.

A continuación, repetiríamos el procedimiento para obtener el otro lomo. Para no estropear el pescado, utiliza siempre un cuchillo bien afilado e intenta realizar cortes limpios. Asimismo, para evitar que queden espinas, es recomendable ir con cuidado e ir retirándolas con unas pinzas. 

En caso de querer elaborar el pescado entero, simplemente realizamos un corte transversal en la nuca, deslizando posteriormente el cuchillo hasta la espina central, sin que alcance la parte de abajo. A continuación, repetimos este proceso por el otro lado.

Al realizar esto, la espina queda separada en el centro del pescado y sólo habrá que quitarla con cuidado. Para ello, realizamos un corte en la espina por la cabeza y otro en la cola, y procedemos a retirarla con las manos y la ayuda de unas tijeras.  

Cómo limpiar pescado plano

Para retirar la piel, escaldamos un poco de agua e introducimos en ella la cola del pescado. De este modo, se riza la punta de la cola y nos permite retirar la piel con mayor facilidad. Para ello, podemos sujetar con cuidado el pescado con un trapo para que no resbale, mientras vamos tirando lentamente de la piel.

A continuación, marcamos la cabeza con un corte y siguiendo la espina central, deslizamos el cuchillo hasta la cola, donde realizaremos un corte transversal. Asimismo, marcamos las espinas de los laterales. 

Para obtener los filetes, debemos apoyar el cuchillo sobre la espina central e ir deslizando con cuidado realizando cortes limpios, ya que los filetes se encuentran en el centro del pescado. 

Guía rápida para limpiar pescado

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20