Conservas, ¿son buenas?

Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar cantábrico y español

 

5 junio 2020por Ancomar 0

En Ancomar contamos desde 1989 con pescado fresco y pescado en conservas de la mejor calidad.

El pescado es una de nuestras principales fuentes de proteínas de calidad. Además, es muy rico en fosforo, calcio, magnesio y hierro. Por ello se recomienda consumir pescado habitualmente.

Muchas veces, bien por falta de tiempo, acabamos recurriendo a comprar conservas de pescado en lugar de cocinar el propio pescado. La pregunta es: ¿Son igual de saludables?

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de consumir conservas?

Consumir pescado en conservas es una forma más rápida y sencilla, y se puede confirmar que sí resulta saludable, pero a la vez hay que tener en cuenta algunas recomendaciones para su consumo.

Los minerales que tiene una lata de conserva suelen ser los propios que tiene cada pescado, esto no se pierde, incluso a veces se gana. Por ejemplo, las sardinas en lata triplican su contenido en calcio.

Los minerales que suministran las conservas son el hierro, el zinc y el yodo.

El hierro ayuda a la función cognitiva y al metabolismo energético, disminuyendo cansancio y fatiga. El zinc contribuye a la fertilidad y reproducción, metabolismo de los ácidos grasos e hidratos de carbono…

También nos proporciona mejoras considerables con respecto a las uñas, piel y cabello, así como los huesos. El yodo colabora a la producción de hormonas tiroideas y al funcionamiento del sistema nervioso.

En el caso de las proteínas también se siguen manteniendo en las conservas. Por otro lado, los glúcidos o hidratos de carbono no se modifican en la conserva.  ¿Quién me llama al móvil? Cómo saber a quién pertenece un número de teléfono

También es rico en vitaminas del grupo B; y al guardar el pescado en las latas metálicas, de aluminio o acero laminado, se protegen de la luz, y, por consiguiente, de la oxidación.

La Vitamina A y la Vitamina D (Vitaminas Liposolubles), sobretodo muy presentes en los pescados azules, tampoco se ven alteradas al conservar el pescado.  Las vitaminas nos ayudan al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales.

Cabe mencionar algunas: las vitaminas B3, B6 y B12 contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga, a la formación normal de glóbulos rojos, al funcionamiento normal del sistema inmunitario. Con respecto a las conservas en aceite, la vitamina E contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Su contenido en ácidos grasos insaturados es bastante elevado, destacando el OMEGA-3 de cadena larga, que contribuye a beneficiar el sistema cardiovascular. Pescados como el bonito, el atún, las anchoas o la caballa constituyen la principal fuente de OMEGA-3 en alimentos naturales.

Aparte, es una comida deliciosa y es muy fácil de preparar:  vuelcas el contenido en el plato y añades unas rodajas de cebolla o tomate aliñado, acompañado de pan.

¿Cuál es su origen?

Se trata, además, en el caso de las anchoas, el bonito del norte, el atún rojo y la caballa, de productos locales. En todos los casos llega fresco a nuestros puertos y es elaborado inmediatamente por personal cualificado.

Es decir, se conoce el origen y toda la trazabilidad de todo el pescado Es un producto de confianzaque, una vez en conserva, está listo para viajar hasta el comensal de cualquier parte del mundo.

Conservas, ¿son buenas?

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20