Lubina salvaje
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Lubina salvaje

La lubina o róbalo, es un pescado blanco o semigraso según la época del año, y de agua salada pertenecientemente a la familia Percichthydae. 

Habita en las costas rocosas de los arenales, las desembocaduras de los ríos, en puertos, dársenas, pantalanes y escolleras. 

21.50€/KILO

21,50 € (impuestos inc.) 19,55 € (impuestos excl.)
Impuestos incluidos
Pago seguro 100%
Envío en 24 horas.
  • Zona de captura: FAO 27
  • Temporada de pesca: de noviembre a marzo. 

Deriva su nombre del latín lupus, lobo, por ser, como este animal, depredador y carnicero, muy voraz y que ataca rápido a sus presas.

Cuando son jóvenes, viven en bancos relativamente grandes, mientras que los de más edad forman pequeños grupos o se vuelven solitarios.

Devorador insaciable, con su boca hendida, suele alimentarse de pequeños crustáceos y quisquillas, gusanos, peces, erizos de mar y otros animales marinos; lo que le proporciona su sabor sutil y refinado. 

La lubina salvaje, habita en el mar del Norte, el canal de la Mancha y en el océano Atlántico, es decir, se puede encontrar desde las costas de Noruega hasta las costas africanas de Senegal. Además, también puedes encontrarla en el Mediterráneo, y en menor medida en el Mar Negro.

Se acerca a la costa en los meses de calor. Vive en profundidades de 10 a 15 metros.

Características
  • Su cuerpo es alargado y fusiforme. 
  • La boca es de amplias dimensiones, con parte del maxilar inferior marcado, y tiene unos labios carnosos y dientes sobre la lengua. Presenta dos aletas dorsales y una aleta caudal fuerte, ancha y ligeramente ahorquillada, perfectamente adaptadas para la natación.
  • Su color puede variar, desde gris oscuro en el dorso, hasta llegar a ser blanco en la parte ventral.
  • A la altura del opérculo tiene una zona sombreada negra que la hace inconfundible, y en su ángulo superior hay dos espinas cortas.
  • Casi nunca se aleja de la plataforma continental y permanece casi todo el tiempo en aguas superficiales. 
  • Los machos alcanzan la madurez sexual a los dos años y las hembras a los tres, y por lo general varios machos fecundan los huevos de una sola hembra. Cada hembra puede llegar a poner hasta 250.000 huevos por kg de peso. El desove es espontáneo o inducido y toda la puesta es expulsada en sólo 2 ó 3 días.
  • Durante su primer mes de vida se alimentan de organismos vivos.