Lenguado
zoom_out_map
chevron_left chevron_right

Lenguado

El lenguado, o lenguado común es un pescado blanco, de forma plana y de agua salada, que habita en fondos cubiertos de arena o lodo, dejando al descubierto sólo los ojos. Viven a media profundidad, sobre los 100 metros., en zonas con temperaturas templadas.

24.75€/KILO

8,66 € (impuestos inc.) 7,87 € (impuestos excl.)
Impuestos incluidos
Pago seguro 100%
Envío en 24 horas.

Es el rey de los peces planos tanto por su virtudes culinarias, sólo superadas si acaso por el rodaballo, como por su cantidad. Su inmovilidad es mayor durante el día, ya que es un animal nocturno.

Pertenece a la familia de los Soleidos, dentro del orden de los Pleuronectiformes. Está considerado  un pescado plano de buena calidad. Sse puede encontrar en el mercado durante todo el año, aunque su mejor época coincide con los meses de marzo y abril.

El lenguado habita en el Atlántico nororiental, en el mar del Norte, en el mar Báltico y también en el Mediterráneo, en profundidades de entre 50 y 200 metros. Su dieta es únicamente carnivora, alimentándose de pequeños peces, crustáceos e invertebrados del fondo, sobre todo anélidos. Es un cazador que espera camuflado bajo la arena a sus víctimas. 

Su reproducción se realiza durante los meses invernales y sus huevos son pelágicos

Puede llegar a pesar como mucho 2 Kg, y sus dimensiones oscilan entre los 24 y los 50 cm. 

  • Zona de captura: FAO 27
Características
  • Su cuerpo es ovoide y aplanado por ambos lados,  protegido por pequeñísimas escamas.
  • Su color es marrón verdoso, aunque su lado izquierdo, que se encuentra en contacto con el fondo, es de color blanco.
  • Su boca tiene forma oblicua, con labios protráctiles, y está provista de agudos dientes que concentran en uno solo de los bordes de ambos maxilares.
  • La aleta dorsal como la anal están casi unidas a la cola por una membrana.
  • La línea lateral del lenguado es recta y recorre los dos lados del cuerpo.
  • Puede mimetizar tomando la tonalidad de la arena o las piedras del fondo.
  • Cuando se siente en peligro, agita sus aletas para que la arena lo cubra, enterrándose casi por completo.